Noticia

Con hermetismo, el dominguismo comenzó las conversaciones por la unidad
06.06.2019ChacabucoRedacción comentarios

Referentes de la primera línea del Partido Justicialista (PJ) de Chacabuco iniciaron finalmente anoche la discusión sobre la viabilidad de llegar a un acuerdo de unidad entre los precandidatos a intendentes del peronismo para evitar las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), que tendrán lugar en agosto próximo.

El llamado a la negociación, que partió desde una de las precandidatas a disputar el poder municipal, Julieta Garello, le aseguró, al menos por unos días, a la referente de la agrupación Kolina (Unidad Ciudadana) la iniciativa política en el escenario de la comuna, que se tradujo en una convocatoria de los dirigentes que responden a la principal figura del peronismo chacabuquense, el ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez -que impulsa la precandidatura de Ricardo Ciminelli-, a una cumbre para discutir la situación.

Según publicó el diario local Cuatro Palabras, el encuentro se llevó a cabo a noche, en un marco de fuerte hermetismo, aunque trascendió que “en las próximas horas” se produciría el llamado a los otros otros postulantes de origen justicialista, además de la mencionada Garello, el concejal de Unidad Ciudadana, Martín Carnaghi.

En stand by quedará, por ahora, una probable reunión con el Frente Renovador, quien a través de su referente local, el ex concejal Hugo Moro, había reclamado al presidente del PJ de Chacabuco, Javier Estévez, “una mesa de unidad política para poner fin al Presidente Mauricio Macri y al intendente de Cambiemos, Víctor Aiola”.

Ocurre que desde la sede pejotista interpretan que todavía no está definido el lugar que ocupará el espacio que lidera a nivel nacional Sergio Massa en los comicios venideros, por lo que “el careo” entre los aspirantes del peronismo excluiría en un primer momento a Moro. La situación se enturbió con las versiones que dieron cuenta de un encuentro pautado entre Massa y la gobernadora María Eugenia Vidal, que finalmente no se concretó, pero que sembró desconfianza entre los armadores de la oposición a Cambiemos, pese a que, en Chacabuco, el propio Moro se encargó de calificar a las especulaciones como “operaciones mediáticas y políticas” para intentar perjudicar al tigrense.

“La reunión fue del grupo de Julián Domínguez. Nosotros todavía no tenemos novedades”, confió a La Quarta un referente que respalda a uno de los otros dos precandidatos por Unidad Ciudadana. En cambio, el único que se pronunció al respecto del llamado a la unidad fue el actual diputado provincial -y ex intendente de la comuna-, Mauricio Barrientos, quien en una entrevista con la FM Ultra (reproducida por Cuatro Palabras), admitió que las diferentes líneas del peronismo “deben hacer el intento” por evitar las internas de agosto, pese a que su predecesor Darío Golía había saludado la posibilidad de ir a las PASO. “Hay que intentarlo, porque es un reclamo del peronismo, de los sectores del campo nacional y popular de construir unidad política a nivel nacional, provincial y local”, reflexionó Barrientos.

Comentarios